addressbook.png Ensayo para la reducción de la mortalidad por shock cardiogénico

Un equipo de investigadores del IDIBAPS, del Hospital Clínic y de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) participan en el proyecto EURO SHOCK, el primer ensayo clínico a gran escala que investiga de la implantación precoz de la oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés) como una posible intervención para reducir la mortalidad asociada al shock cardiogénico. Este proyecto está financiado por el programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea.

El shock cardiogénico es un estado clínico y hemodinámico muy complejo que conlleva una falta de riego sanguíneo en los órganos más importantes del cuerpo humano a causa de un infarto de miocardio masivo. Cada año, en toda Europa, más de 50.000 pacientes son diagnosticados con shock cardiogénico, siendo las mujeres y los ancianos los grupos de población con peor pronóstico en caso de sufrir esta grave afección. El último gran avance en este campo data de hace casi 20 años, cuando se demostró que la reapertura urgente de la arteria coronaria cerrada que causaba el infarto de miocardio y que conducía al desarrollo del choque cardiogénico, mejoraba el pronóstico. A pesar de varios intentos recientes de mejorar la supervivencia de esta población con diferentes técnicas, ninguna de ellas ha significado una mejora significativa de la mortalidad. La mayoría de los pacientes con shock cardiogénico terminan con insuficiencia orgánica multisistémica: una afección que tiene una tasa de mortalidad en torno al 50% durante los primeros 30 días después de la aparición del cuadro clínico.

El proyecto EURO SHOCK, financiado por el programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea, supone el primer ensayo clínico a gran escala que investiga la implementación precoz de la oxigenación de una membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés) como una posible intervención para reducir la mortalidad asociada al shock cardiogénico. El ECMO es una modalidad de apoyo circulatorio mecánico con la que se extrae sangre desoxigenada de las venas del paciente y, tras ser enriquecida con oxígeno, se administra directamente al sistema arterial, preservando así los órganos críticos del cuerpo durante la fase más grave de la enfermedad. En este ensayo de ámbito europeo, que está previsto que se inicie el 1 de febrero, los pacientes recibirán una revascularización inmediata para abrir la arteria bloqueada (angioplastia con stent) que está causando el ataque cardíaco y, tras su consentimiento, se les aleatorizará para recibir un tratamiento estándar o bien un tratamiento estándar asociado a la implantación de la ECMO en las primeras horas posteriores al diagnóstico de shock cardiogénico.

Fuente: upc.edu Leer más

Deja un comentario

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies Política de cookies. Salir